jueves, 30 de agosto de 2007

Sentirse sentado

Mientras que en casi todo el mundo uno debe resignar su asiento al levantarse, o pedirle a alguien que se lo guarde, la afortunada gente de Sevilla no padece de estas situaciones...

El dicho popular afirma que quien fue a Sevilla perdió su silla...

Después de pensarlo me dí cuenta de que en Sevilla ya están en Sevilla y por eso no pierden la silla, porque ya están en Sevilla (siendo Sevilla un lugar distinto de la silla aplicable para todo el mundo salvo Sevilla, excepto que toda Sevilla sea una silla).

Sevilla, entonces, debe ser un lindo lugar: tenés todos los días tu asiento en el tren, en el colectivo, en el subte... y si vas al cine o al teatro ni te cuento...

Salvo que seas de los que llegaron últimos (que como en el juego de la silla, se quedan sin silla). Estos pobres desafortunados no se van a poder sentar nunca porque ya estan todos los asientos reservados para alguien. Tienen que vivir parados... Supongo que hasta que se muera alguien y queden libres los lugares que esa persona tenía reservados... Salvo que esa persona los pueda dejar como herencia... Entonces en Sevilla los más jóvenes deben festejar cuando muere algún anciano... Hasta deben estar ideando alguna forma de "gerontocidio"... Es probable que, si se fijan, dentro de poco se convierta en una de las ciudades con menor expectativa de vida en el mundo...

Es más, no conozco Sevilla, pero estoy casi seguro de que debe tener todo un sistema clandestino de compra/venta de acciones de los diferentes asientos de la ciudad... Imaginen un sistema de valores diferenciales según ubicación para las diferentes sillas, sillones y butacas de la ciudad...

5 comentarios:

flandorsio dijo...

yo he oido de trafico de sillas en sevilla

Guillermo dijo...

Marke, muy groso...
Con todos me diverti, y con algunos incluso aprendi algo.
Se podria pensar tambien en el asunto complejisimo de los inmigrantes.
Primero creo que el turismo no debe ser muy bueno, porque la gente no quiere perder su silla, sea de donde sea.
Segundo, los que si deciden visitar Sevilla, se quedan sin su silla y no tienen, entonces, quizas, razones para irse de Sevilla...
"...habria que ver..."

Pablo dijo...

ese razonamiento es falso. Perdon por ser tan ortiva, pero esta muy mal.

Marke dijo...

Es tan falso como tu tremenda búsqueda del primo mayor, que es claramente eduardito...

Pablo dijo...

me rindo a tus pies, tenes toda la razon.
(eso no quita que si algun sevillano se levanta de su silla no la vaya a perdeR)