lunes, 1 de diciembre de 2008

Sobre Gustos

Hay MUCHO escrito (cómo mínimo esto)...

Es ridículo negar que hay montones de cosas escritas "sobre gustos" cuando es, claramente, una de las temáticas más prolíficas de la literatura: existen textos filosóficos sobre la belleza, tratados sobre los cánones estéticos en la pintura, la escultura y la arquitectura y cientos de recetarios y libros de cocina (escrito en Francia el primero a comienzos del siglo XIV)...

Repasemos algunos postulados básicos sobre el gusto, hay varias Grandes Teorías:
  1. Teoría de Flandorsio sobre la "monosensibilidad": El hombre es lo suficientemente inteligente como para saber qué cosas le gustan y qué cosas no, aun sin haberlas probado. Osadamente se lleva esta idea todavía más allá al afirmar que el hombre puede juzgar el gusto de una comida partiendo de los otros sentidos. Flandorsio combate terminantemente la "monosensibilidad" humana (el tener que "saborear" la comida para elaborar un juicio de valor sobre su gusto, postura defendida por los escépticos).
  2. Teoría de los Escépticos: Se vanaglorian de su conocida frase "¿Cómo sabés que no te gusta si nunca lo probaste?". El planteo lleva a un callejón sin salida ya que ni ellos logran llevar con coherencia su prédica, puesto que la gran mayoría no se aventura a probar las cosas que les parecen "desagradables" (con su mismo método ponemos en duda esa "desagrabilidad").
  3. Teoría Conmutativa: En ella el orden de los factores parece no alterar el producto. Responde al clásico argumento de: "Si te gustan las avellanas y te gusta el chimichurri te tiene que gustar el Avechurri". Es tan ridículo como decir que dos cosas que no te gustan juntas te pueden gustar, porque: "menos por menos es mas" (- x - = +).
  4. Teoría Totalitaria: Elaborada por Marcos Silveyra a fines del siglo XX. Con una visión muy limitada, pero legitimada por el respaldo popular, enuncia que: "lo que no va con mayonesa va con dulce de leche".

Queda claro que la política de este blog es la de seguir la sabiduría de Flandorsio en lo que sea que proponga. Esta vez coincide también con la postura más cuerda y mejor fundamentada, que expresa una visión completa de la dignidad humana y de su libertad planteando una cosmovisión que nada tiene que ver con el reduccionismo planteada por las teorías rivales.

Al que le gusta: bien. Y al que no: que escriba algo... Así va a contribuir con la enorme cantidad de textos escritos sobre los gustos, "así después no se quejan".


PD: a los cuatro gustos tradicionales (dulce, amargo, salado y ácido) les agregó Kikunae Ikeda (fisiólogo japonés), en 1908, uno "nuevo": el "sabroso" o "unami" (?)

4 comentarios:

flandorsio dijo...

Grande Marke, siempre apoyando a la investigación y a la verdad. No conocía la postura totalitaria del señor Silveyra. Ahora que terminaste de cursar a ver si escribimos algo más seguido porque hubo mucha sequía

Chori dijo...

Claramente sobre gustos no hay nada escrito... excepto en las heladerías.

bren dijo...

coincido y practico la teoria de flandorsio! Aunque algunos nos llamen prejuiciosos (yo creo que somos seguros y prudentes!). Aunque debo confesar que muchas veces, en mi afán de que los demás compartan el placer de una comida, he caido en el argumento faláz de las teorias contrarias!
Que bueno que volviste a escribir Marke! En España revisé bastante y es cierto que habia sequia!!!

Agustinita dijo...

Coincido con la monosensibilidad(?) de flandorsio aunque cuando se trata de los demás aplico la 2, 3 y 4 autoritariamente... Asique Mark, ¿para cuándo el sushi?